En ATLAS porteamos a tu hij@

Beneficios del porteo

Razones por las cuáles es beneficioso portear desde recién nacido y durante los primeros años de vida a tu hijo

 

 

Portear a tu bebé desde recién nacido es muy beneficioso tanto para el adulto que lo realiza como para tu bebé; tanto si se le portea muchas o pocas horas al día, en casa, en la escoleta o por la calle, para dormirle o darle pecho… El porteo siempre será positivo para ambos.

 

El porteo durante los primeros años de vida ayuda a conectar con el adulto y a conocerse uno mismo, y esto se traduce en bebés más felices que lloran menos.

 

Razón #1. Los bebés porteados lloran menos… y ¡están más contentos!

Generalmente los recién nacidos lloran más durante las primeras 6 semanas de vida.

Los bebés que son porteados regularmente lloran un 54% menos durante las horas de la tarde.

El contacto con el adulto y el balanceo crea un entorno familar para el bebé, la sensación de estar en el útero materno que le calma, lo reconforta y le da seguridad.

 

 

Razón #2. 50% menos de reflujo y alivio de cólicos

El estar en posición vertical después de la toma le aliviará el malestar ocasionado por el reflujo.

Si sufre cólicos de lactante la posición erguida vientre con vientre con el adulto le ayudará a soportarlos mejor gracias al calor que recibe del vientre del adulto y el consuelo y cariño que le se le transmite con el contacto directo.

 

 

Razón #3. Es bueno para el desarrollo físico y mental del bebé, siempre y cuando el bebé esté bien colocado en posición “ranita” dentro del portabebé, contribuye al correcto desarrollo de caderas, columna y cráneo, previniendo displasia de cadera y deformaciones craneoencefálicas (por permanecer mucho tiempo tumbado). Además, ayuda a regular su temperatura corporal y el ritmo cardíaco es más estable.

 

 

Razón #4. Ayuda emocionalmente al bebé pues hacer que duerma más y mejor, mire el mundo desde tu altura, se socialice y se integre en el medio que le rodea.

También se fortalece el vínculo afectivo con el adulto, favorece el conocimiento hacia los demás y ayuda a que el niño crezca seguro y feliz sabiendo que se atenderán sus demandas rápidamente sin necesidad de que llore. 

 

 

Razón #5. Alivia el dolor de espalda

Al contrario de lo que pueda parecer, portear a un bebé ayuda a los adultos a no tener dolor de espalda. Es mucho más cómodo que llevarles en brazos ya que nuestra espalda está preparada para soportar más peso que nuestros brazos.